Una sala única en España para generar avatares 3D y entornos virtuales que ayudan a detectar el autismo

Veintiocho cámaras infrarrojas estratégicamente ubicadas y calibradas graban los movimientos realizados por los actores, vestidos con un traje especial lleno de “constelaciones”; un sistema que utilizan empresas como Nike o Disney permite capturar esos movimientos y generar animaciones y avatares 3D de un gran realismo; y, finalmente, dos dispositivos de grabación facial recoge los gestos de la cara de los actores para su integración en los personajes 3D. Estamos en el interior de una sala única en las universidades españolas y una de las pocas con sus características en todo el país. Se ubica en el LabLeni-I3B de la Universitat Politècnica de València (UPV).

En ella se llevan proyectos de gran impacto en múltiples campos, desde el diagnóstico clínico, hasta el liderazgo industrial o la psicología. En todos ellos hay factor en común: la necesidad de integrar personajes en ciertos entornos de manera digital, para dotarles de movimientos naturales.

“Esto es fundamental para dar realismo a personajes que forman parte de un entorno virtual y generar así presencia social y reacciones similares a las que se producen en la vida real. Para generar emociones, son muy importantes el realismo y la naturalidad en los movimientos físicos y corporales de los avatares. Y ello es posible en nuestras instalaciones”, destaca Mariano Alcañiz, director del LabLeni-I3B de la UPV. 

Detección temprana de autismo

Utilizando el sistema Optitrack –el que utilizan Disney o Nike- el equipo del LabLeni-I3Bde la UPV trabaja en el desarrollo de entornos virtuales que faciliten la detección temprana del autismo en niños, así como la mejora de las habilidades sociales en pacientes diagnosticados.

Según apuntan los investigadores de la Universitat Politècnica de València, en este campo la capacidad de interpretación de las emociones supone un elemento de gran importancia. Para ello, el sistema Optitrack permite generar situaciones sociales con distinta carga emocional a través de la animación de avatares, en las que es posible observar y analizar las respuestas de los niños ante diferentes contextos sociales.

“La naturalidad de los movimientos corporales y el realismo de las expresiones faciales de los personajes suponen un factor clave para evocar reacciones naturales en estos niños. Y en esta sala podemos conseguir avatares con un altísimo grado de realismo, lo que ayuda a diagnosticar y tratar de un modo más eficaz y preciso el Trastorno de Espectro Autista (TEA)”, apunta Mariano Alcañiz.

La sala cuenta con el apoyo de la Unión Europea a través del programa FEDER de la Comunidad Valenciana 2014-2020 (IDIFEDER/2018/029).

Fuente: UMH







RUVID - Red de Universidades
Valencianas para el fomento de la
Investigación, el Desarrollo y la Innovación

C/Serpis, 29 · 2ª planta
Edificio INTRAS
46022 · Valencia · España
Tel: +34 96 162 54 61
ruvid@ruvid.org

©RUVID, Red de Universidades Valencianas para el fomento de la Investigacción, el Desarrollo y la Innovación
​Protección de datos ​Política de cookies