Imágenes de satélite detectan en los arrozales de La Albufera un déficit del oxígeno disuelto en el agua

Especialistas en teledetección de la Universitat de València (UV), en colaboración con técnicos de la Generalitat Valenciana, han comprobado y mapeado déficits de oxígeno en el agua de los arrozales de La Albufera. En la investigación, que cuenta con el apoyo de la Generalitat así como la Dirección del Parque Natural, se ha analizado la evolución de los arrozales durante la Perellonà del 2020 mediante un nuevo sistema de análisis de la información (imágenes espectro-radiométricas tomadas por sensores remotos).

Los trabajos, financiados por un proyecto Retos de Investigación’ del Ministerio de Ciencia e Innovación, estudian las variables que influyen en el color aparente del agua de los arrozales, que cambia a causa de los procesos de degradación de la paja residual, la materia orgánica resultante y la mineralización en el agua con poca circulación. Para lo cual se han correlacionado datos obtenidos en las observaciones en los campos de arroz y las imágenes proporcionadas por los satélites Sentinel-2 de la Agencia Espacial Europea (ESA).

Las imágenes obtenidas permiten observar la extensión de los arrozales en los cuales los procesos biológicos producen un gran consumo de oxígeno. Estos procesos colocan las aguas en situación de hipoxia o anoxia (deficiencia de oxígeno). Para lo cual se han estudiado los cambios en la respuesta a la luz, tanto en el visible como en el infrarrojo, con imágenes de satélite, secundadas con los muestreos realizados conjuntamente en más de cuarenta campos por los técnicos de la Universitat y de la Generalitat.

Las conclusiones del trabajo permiten afirmar que la extensión de la anoxia en los arrozales varía según el momento y es muy dependiente de las circunstancias meteorológicas, por lo cual en el momento actual la anoxia ya se ha mitigado notablemente. Sin embargo, se observa que este proceso biológico, repetido año tras año, supone una reducción de la biodiversidad en las zonas afectadas por la anoxia. Es muy conocido que los marjales y lagunas litorales son sistemas de flujo, cuyo adecuado manejo colaboraría en la prevención de la anoxia.

El grupo de investigación LEO del Laboratorio de Procesamiento de Imágenes (IPL), conjuntamente con investigadores del grupo de Limnología del Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva (ICBiBE) de la Universitat de València, es el responsable del estudio.

Los investigadores ponen en valor el hecho de realizar un seguimiento del estado en que se encuentran las diferentes zonas del arrozal, y muestran la efectividad de los trabajos realizados con sistemas de teledetección por satélite, que permitirían el mapeo del estado ecológico en las diferentes zonas del Parque Natural de la Albufera.

En opinión de los especialistas que han participado, es necesario continuar realizando estudios detallados de las relaciones lago-arrozales, antes de plantear medidas definitivas importantes.

Por parte de la Universitat de València ha trabajado en el estudio Xavier Soria-Perpiñán, Jesús Delegido, Eduardo Vicente, Juan Miguel Soria, Patricia Urrego, Bàrbara Alvado, Antonio Ruiz-Verdú y José Moreno.

Fuente: UV







RUVID - Red de Universidades
Valencianas para el fomento de la
Investigación, el Desarrollo y la Innovación

C/Serpis, 29 · 2ª planta
Edificio INTRAS
46022 · Valencia · España
Tel: +34 96 162 54 61
ruvid@ruvid.org

©RUVID, Red de Universidades Valencianas para el fomento de la Investigacción, el Desarrollo y la Innovación
​Protección de datos ​Política de cookies