VA | EN

Los caudales ecológicos tienen una incidencia directa sobre la calidad del agua para el suministro urbano

“Los caudales ecológicos tienen una incidencia directa sobre la calidad del agua y la disponibilidad del recurso para el suministro urbano. Los resultados de esta investigación son valiosos para que los responsables en la toma de decisiones y gestores de recursos hídricos adopten soluciones sostenibles para hacer frente a los desafíos de la contaminación y la demanda hídrica”. Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por investigadores del Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente (IIAMA) de la Universitat Politècnica de València (UPV), donde han analizado los efectos de los caudales ecológicos y su impacto en la calidad del agua dentro de una cuenca altamente regulada, específicamente en la cuenca del río Turia.

La investigación, que ha sido publicada en la revista científica de alto impacto Water, es un trabajo realizado por Syrine Ghannem, Javier Paredes, Rafael Bergillos, Abel Solera y Joaquín Andreu.

Éste evaluó, mediante el empleo de modelos de gestión y de calidad del agua, tres escenarios ambientales de caudales ecológicos y un escenario de gestión alternativa, con un enfoque particular en la evolución de la concentración de nitratos.

“Los caudales ecológicos representan la cantidad de agua y el régimen hidrológico necesarios para mantener la salud y la integridad de los ecosistemas acuáticos. Estos contribuyen a la conservación de la biodiversidad y cumplen una función fundamental en el mantenimiento de la calidad del agua al diluir eficazmente contaminantes y prevenir la acumulación de contaminantes dentro de los ecosistemas acuáticos”, señala Syrine Ghannem, autora principal del estudio.

Metodología desarrollada

A través de diferentes modelos de gestión y calidad del agua se han realizado una serie de simulaciones para conocer la incidencia y efectos de las sueltas del embalse de Loriguilla sobre la calidad del agua para el suministro a Valencia y su área metropolitana.

“Concretamente, los escenarios incluían un volumen de caudal ecológico mínimo, otro alineado con el Plan Hidrológico de Cuenca 2022-2027 y un nuevo escenario regulado que incorpora un régimen modificado. Además, se planteó un escenario de gestión que implica la reubicación del suministro de la toma de agua”, explica la investigadora predoctoral del IIAMA.

Para analizar estos escenarios, se ha desarrollado una metodología que recopila, analiza datos e identifica los desafíos en la cuenca. A su vez, se ha diseñado un modelo de gestión de cuenca adaptado a las características específicas de la misma (modelo SIMGES) y otro de calidad del agua (GESCAL), ambos vinculados al Sistema Soporte de Decisión AQUATOOL desarrollado por el grupo de Ingeniería de Recursos Hídricos del IIAMA y ampliamente utilizado para la gestión y planificación de cuencas.

“Estos modelos, que incorporan características físicas y reglas operativas, permiten simular escenarios de caudales ecológicos y obtener indicadores de calidad del agua para evaluar diferentes escenarios. Además, se calculan las garantías de la demanda de agua, crucial para el caudal ecológico”, expresa Syrine Ghannem.

Resultados y propuestas de mejora

“Los resultados determinan que los regímenes de caudales ecológicos tienen una influencia significativa en la concentración de nitratos del agua empleada para el suministro a la población”, indica Syrine Ghannem.

En este sentido, la principal causa de las altas concentraciones de nitratos se atribuye al retorno de aguas de riego y la contaminación preexistente del acuífero. Por ello, la investigación propone mantener el volumen anual total, “mientras se ajustan los caudales durante los meses con mayores concentraciones de contaminantes lo que ayudaría a mejorar significativamente la calidad del agua”, destaca Syrine Ghannem.

Asimismo, demuestra que si se emplazara el suministro en un lugar aguas arriba, se reducirían los valores de concentración de nitratos.

Finalmente, la autora principal del trabajo pone en valor que la implementación de Sistemas de Soporte a la Decisión (DSS) permite una evaluación en tiempo real y una gestión adaptativa, crucial para la toma de decisiones informadas y sostenibles en la gestión de recursos hídricos.

“El estudio determina que la gestión de la calidad del agua en cuencas reguladas requiere un enfoque integral que considere múltiples factores que influyen en la calidad del agua y la sostenibilidad del suministro en el corto, medio y largo plazo”, concluye Syrine.

Fuente: IIAMA-UPV