Descubierto un nuevo mecanismo de formación de la memoria social

Un neuropéptido denominado encefalina, compuesto por 5 aminoácidos, es fundamental para que el encuentro con alguien que no se ha visto con anterioridad quede archivado en la memoria, según un estudio llevado a cabo en ratones, por lo que los resultados pueden extrapolarse a humanos. El primer autor de este trabajo es el investigador del Instituto de Neurociencias, centro mixto de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Félix Leroy. El estudio se ha publicado en en Molecular Psychiatry.

El trabajo proporciona un mecanismo novedoso y hasta ahora desconocido para el almacenamiento de la memoria, en el que la acción de neuronas inhibidoras locales produce una plasticidad sináptica de larga duración, indispensable para la formación de la memoria social, a través de la liberación del neuropéptido encefalina y su acción sobre los receptores opioides delta. La encefalina tiene una función depresora o inhibitoria de la comunicación neuronal y la producen las neuronas VIP, localizadas en una pequeña zona del hipocampo denominada CA2, que se sabe que está implicada en la formación de la memoria social.

La plasticidad sináptica hace referencia a los cambios que se producen en la intensidad de la comunicación entre las neuronas y es el principal mecanismo implicado en la memoria y el aprendizaje. El investigador principal Félix Leroy, que se incorporó recientemente al Instituto de Neurociencias UMH-CSIC con una beca ERC para estudiar la memoria social, es el primer autor de este trabajo, liderado por Steve Siegelbaum, de la Universidad de Columbia (EE.UU.), donde Leroy hizo su estancia posdoctoral. También, ha contado con la colaboración del Nobel Eric Kandel, experto en memoria, quien ha revisado el manuscrito y ha aportado financiación. Se ha visto en ratones que las neuronas VIP, implicadas en la formación de la memoria social, muestran una mayor actividad durante el encuentro con un individuo desconocido que frente a otro familiar y también ante un objeto nuevo.

Otro punto fuerte de este trabajo del investigador Leroy es su aportación para uno de los síntomas negativos de la esquizofrenia: “la disfunción de CA2 ha sido implicada en la esquizofrenia en humanos y se cree que contribuye a los déficits de memoria social que se observan en un modelo de ratón de la microdeleción 22q11.2, que es el mayor factor de riesgo genético para padecer esquizofrenia. Una mejor comprensión de cómo los opioides endógenos regulan la función de la CA2 contribuirá a una mejor comprensión de los mecanismos de la enfermedad. Hasta ahora, las interacciones sociales no habían sido relacionadas con los receptores de opioides, pero esta investigación demuestra una posible conexión, porque involucra estos receptores, y específicamente el receptor delta, en la formación de memoria social y eso podría ayudar a explicar por qué los antagonistas de estos receptores ayudan a los pacientes con esquizofrenia”, detalla Leroy. A finales de 2020, se publicó un metaanálisis en la revista Neuropsychopharmacology, que revela que los antagonistas de opioides mejoran los síntomas de la esquizofrenia, aunque sus mecanismos de acción son desconocidos todavía.

Para continuar con esta investigación el investigador Leroy cuenta con el apoyo de la fundación Brain and Behavior de Nueva York (EE. UU.), que se dedica al estudio de las enfermedades psiquiátricas y que le ha concedido una beca NARSAD. Félix Leroy se incorporó a finales de 2020 al Instituto de Neurociencias UMH-CSIC con una beca ERC de la EU y una beca CIDEGENT de la Generalitat Valenciana para dirigir el grupo “Cognición e Interacciones Sociales”, que investiga los circuitos neurales que controlan las interacciones sociales entre roedores. “Nuestra investigación se centra en determinar los mecanismos basados en circuitos mediante los cuales las regiones cerebrales como el hipocampo y la corteza prefrontal transmiten información cognitiva al hipotálamo para modular comportamientos motivados innatos como la sociabilidad o la agresión. La comprensión de las funciones normales y disfuncionales de estos circuitos es de importancia crítica en los trastornos psiquiátricos”, explica Félix Leroy.

Referencia bibliográfica

Leroy, F., de Solis, C.A., Boyle, L.M. et al. Enkephalin release from VIP interneurons in the hippocampal CA2/3a region mediates heterosynaptic plasticity and social memory. Mol Psychiatry (2021).

Consultar más información.

Fuente: UMH







RUVID - Red de Universidades
Valencianas para el fomento de la
Investigación, el Desarrollo y la Innovación

C/Serpis, 29 · 2ª planta
Edificio INTRAS
46022 · Valencia · España
Tel: +34 96 162 54 61
ruvid@ruvid.org

©RUVID, Red de Universidades Valencianas para el fomento de la Investigacción, el Desarrollo y la Innovación
​Protección de datos ​Política de cookies