Análisis de tierras raras para conocer la actividad humana en la Cueva de la Cocina de Dos Aguas

Algunos de los autores del trabajo (de izquierda a derecha en primera fila Oreto García Puchol, Gianni Gallello, Mirco Ramacciotti; segunda fila Agustín Diez Castillo y Alfredo Cortell NicolauEl grupo de investigación dirigido por Gianni Gallello, del Departamento de Prehistoria, Arqueología e Historia Antigua de la Universitat de València (UV), ha utilizado por primera vez el análisis de elementos de tierras raras para hallar actividad humana en una cueva prehistórica. A través del análisis de los estratos arqueológicos, con métodos químicos, se ha podido interpretar la ocupación y usos de la Cueva de la Cocina (Dos Aguas). Anteriormente, el grupo ArchaeChemis lo testó en yacimientos de Etiopía o Tanzania.

Los elementos de tierras raras son elementos químicos comunes en la corteza terrestre cuya importancia como recurso estratégico ha ido creciendo en los últimos años, dado que son esenciales para el desarrollo de nuevas tecnologías. Gianni Gallello, primer firmante del trabajo, se ha especializado en el análisis del uso de las tierras raras como indicador de la actividad humana.

Un equipo multidisciplinar dirigido por Gallello, formado por investigadores del Departamento de Prehistoria, Arqueología e Historia Antigua y del Departamento de Química Analítica (ArchaeChemis), junto con especialistas del British Geological Survey y la Universidad de California (Santa Barbara), ha utilizado por primera vez el análisis de estos elementos para estudiar la actividad humana en un yacimiento prehistórico.

“Para determinar estos elementos se ha usado la espectrometría de masas a partir de las muestras tomadas de los sedimentos arqueológicos, digeridos con una disolución ácida, para después poder estudiar sus proporciones y concentraciones”, explica Gallello. Este análisis en depósitos arqueológicos se ha desarrollado en el marco de la unidad multidisciplinar ArchaeChemis durante los últimos 10 años y ha sido testada en Etiopía, Tanzania o la Vall del Serpis (Alicante).

El estudio, publicado en Boreas, una de las revistas científicas internacionales más importantes en la investigación del Cuaternario, aborda la información de un yacimiento prehistórico, Cueva de la Cocina (Dos Aguas, Valencia), excavado recientemente por la Universitat de València y el SIP (Museo de Prehistoria de València) bajo la Dirección de Oreto García Puchol, Sarah McClure y Joaquim Juan Cabanilles. La larga secuencia de presencia humana (8500 – 4000 antes del presente) incluye principalmente evidencias de actividades relacionadas con la caza, la recolección y la ganadería.

“En este estudio se usaron los elementos de tierras raras y la información estratigráfica junto con otros marcadores arqueológicos. Así, las concentraciones y las proporciones de estos elementos son muy consistentes con la interpretación arqueológica. Nuestros estudios demuestran que las tierras pueden resultar muy útiles a la hora de identificar si la formación de suelos o estratos arqueológicos se relaciona con procesos naturales o actividades antrópicas”, afirma Gianni Gallello, anteriormente distinguido en el programa Marie Curie en la Universidad de York.

Referencia bilbiográfica

Gallello, G., Ramacciotti, M., García-Puchol, O., Chenery, S., Cortell-Nicolau, A., Cervera, M.L., Diez-Castillo, A., Pastor, A. and McClure, S.B. Analysis of stratigraphical sequences at Cocina Cave (Spain) using rare earth elements geochemistry. BOREAS, 12530 (2021). DOI: 10.1111/bor.12530.

Fuente: UV







RUVID - Red de Universidades
Valencianas para el fomento de la
Investigación, el Desarrollo y la Innovación

C/Serpis, 29 · 2ª planta
Edificio INTRAS
46022 · Valencia · España
Tel: +34 96 162 54 61
ruvid@ruvid.org

©RUVID, Red de Universidades Valencianas para el fomento de la Investigacción, el Desarrollo y la Innovación
​Protección de datos ​Política de cookies