Un proyecto de la UV lucha por la conservación de musgos y hepáticas, las plantas más pequeñas y vulnerables

La investigadora Belén Albertos y el investigador Ricardo Garilleti, del Departamento de Botánica y Geología de la Universitat de València (UV), han puesto en marcha el proyecto BRYOS, Miniaturas en peligro: mejora del conocimiento de los briófitos (musgos y hepáticas) protegidos y de los catálogos de protección. Albertos y Garilleti ya lideraron el Atlas y Libro Rojo de los briófitos amenazados de España, que supuso un hito en la conservación de estos organismos en Europa, mucho más desatendidos en sus necesidades de protección que las plantas vasculares o los vertebrados.

El proyecto, que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, se centra en seis especies actualmente protegidas pero que tienen lagunas de información que dificultan la evaluación sexenal que exige la Directiva de Hábitats europea. Por otro lado, el proyecto BRYOS se propone elaborar una propuesta para la ampliación de los catálogos de protección nacionales (LESRPE y CEEA) acorde con el procedimiento establecido para la incorporación de especies a los catálogos de protección nacionales, en los cuales los briófitos están claramente infrarrepresentados.

A pesar de que estas plantas no son muy conocidas por el público general, en España viven unas 1.260 especies de briófitos, que suponen el 59% de la flora europea. Además, nuestro país alberga 63 especies exclusivas o raras a escala europea o mundial. Estas plantas, pertenecientes a uno de los linajes más antiguos de la vida en tierra firme, tienen una relevancia crucial en los ecosistemas: son grandes fijadoras de CO2 atmosférico, regulan la disponibilidad de agua, reducen los procesos erosivos en los suelos y generan hábitat para infinidad de invertebrados, bacterias y hongos.

La conservación de estas especies, muy sensibles a las modificaciones del hábitat, es una tarea pendiente ya que en España solo están protegidas legalmente 10 especies de las 270 que forman la lista roja de los briófitos amenazados.

La principal carencia en este ámbito es la falta de prospecciones especializadas que localicen las poblaciones existentes y permitan evaluar los cambios en el número de efectivos y las amenazas que sufren. Sobre todo, las especies de menor tamaño y ciclo de vida breve son muy difíciles de detectar en el terreno y requieren una gran especialización y campañas intensivas de búsqueda en el campo. También son necesarios estudios taxonómicos que aclaren la identidad y extensión real de los taxones presentes en España.

Fuente: UV







RUVID - Red de Universidades
Valencianas para el fomento de la
Investigación, el Desarrollo y la Innovación

C/Serpis, 29 · 2ª planta
Edificio INTRAS
46022 · Valencia · España
Tel: +34 96 162 54 61
ruvid@ruvid.org

©RUVID, Red de Universidades Valencianas para el fomento de la Investigacción, el Desarrollo y la Innovación
​Protección de datos ​Política de cookies