Corify Care abre una ronda de 600.000 euros para llevar al mercado su dispositivo

Sergio Gonzalez Valero.22-02-2019.Comunidad de Madrid.Andreu Climent.Investigador Hospital Gregorio Marañon.Ciencia.Salud.Corify Care, en busca de capital para crecer. La spin off del Hospital General Universitario Gregorio Marañón y de la Universitat Politècnica de Valencia, que ha desarrollado un dispositivo médico para diagnosticar las arritmias, ha abierto una ronda de financiación de 600.000 euros a través de la plataforma Capital Cell, según ha adelantado Andreu Climent, fundador y consejero delegado de la empresa. Esta ronda será la antesala de otra cuantiosamente más grande, de cuatro millones de euros, que la compañía cree que necesitará y abrirá en 2023.

El objetivo de esta ronda de financiación es doble. Por un lado, la compañía confía en llevar a cabo la validación clínica prospectiva de su dispositivo, Acorys, y por otra parte, espera obtener el marcado CE para poder iniciar su comercialización en “entornos hospitalarios”, explica Climent. Las ventas podrían iniciarse el año que viene o en 2023.

Hasta ahora la compañía española ha captado un total de 1,9 millones de euros de financiación, contado la aportación pública y privada. De esta cantidad, un millón de euros corresponde a ayudas concedidas por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), mientras que los 900.000 euros restantes se corresponden con varios proyectos europeos y capital privado.

La operación a través de Capital Cell es una ronda puente que va a permitir a Corify Care consolidar su tecnología y alcanzar el mercado. Durante el segundo trimestre de 2023 se plantearía una nueva ronda para realizar una validación multicéntrica randomizada, conseguir la aprobación de la Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) y asegurar una adquisición por parte de uno los principales actores del mundo de la electrofisiología cardiaca.

Corify Care se constituyó en 2019 con el objetivo de desarrollar el equipamiento médico necesario para diagnosticar y tratar arritmias cardiacas. La empresa registra de una forma no invasiva y con una cámara 3D, la actividad en el torso del paciente con el objetivo de identificar qué está pasando en cada punto de su corazón.

De esta manera, pueden mostrarle al clínico de dónde y cómo se producen las arritmias y guiarle en caso que se requiera una operación. “No es fácil identificar qué paciente tiene que pasar por quirófano; contamos con el primer sistema de forma sencilla y no invasiva que ve lo que está pasando en el corazón”, comenta el fundador de la compañía.

Climent explica que han estado trabajando en el desarrollo del dispositivo durante los últimos diez años, a pesar de que la empresa se constituyó de manera oficial hace dos años. Por el momento, Corify Care ha realizado una prevalidación de su equipo con 200 pacientes.

Acorys es un sistema de mapeo cardíaco inteligente no invasivo, que combina electrodos de alta densidad, hardware de bioamplificación propietario y la última tecnología de inteligencia artificial para identificar el origen de las arritmias. Se estima que uno de cada tres adultos va a sufrir una arritmia cardiaca que pondrá en peligro su vida y hará mucho más probable sufrir un ictus o insuficiencia cardiaca. En la actualidad, el tratamiento más eficaz es la introducción de catéteres en el corazón y aislamiento de la zona que causa la arritmia. En todo el mundo este problema afecta a más de treinta millones de personas.

El mercado de Acorys es el mercado de dispositivos de electrofisiología que en 2016 alcanzó un valor de 4.600 millones de dólares. El envejecimiento de la población y el impacto del Covid-19 en el tejido cardiaco han provocado que este sector pueda duplicar sus ventas en la próxima década.

Corify Care está liderada, además de por Climent, por Almudena Albertos, como responsable de desarrollo de negocio; Jana Reventós, coordinadora clínica; Felipe Atienza, cofundador y responsable médico; Javier Milagro; responsable de asuntos regulatorios, y David Lundback, director de tecnología.

El equipo fundador de la compañía controla el 80% del capital de la compañía, el family office de Genesis Biomed tiene el 10% de Corify Care, el Hospital Gregorio Marañón posee el 5%, mientras que el 5% restante se reparte entre empleados.

Fuente: PlantaDoce







RUVID - Red de Universidades
Valencianas para el fomento de la
Investigación, el Desarrollo y la Innovación

C/Serpis, 29 · 2ª planta
Edificio INTRAS
46022 · Valencia · España
Tel: +34 96 162 54 61
ruvid@ruvid.org

©RUVID, Red de Universidades Valencianas para el fomento de la Investigacción, el Desarrollo y la Innovación
​Protección de datos ​Política de cookies