La UA trabaja en una cura contra la «Xylella fastidiosa», bacteria que mata a los almendros

Fotografía de Xylella fastidiosa al microscopio electrónico de barrido. La barra blanca de escala corresponde a 5 micras (1/200 de milímetro). Fotografía de J.E.O. de Lima y colaboradores en la revista Plant Disease, vol.82, nº1, p.94. 1998.La Universidad de Alicante (UA) trabaja en una posible cura contra la plaga que azota los almendros en las comarcas del norte de la provincia de Alicante, la bacteria Xylella fastidiosa, a través de un convenio con Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana.

El convenio describe un compromiso de financiación a cuatro años para desarrollar el proyecto Investigación e implementación de estrategias microbiológicas para combatir el crecimiento de Xylella fastidiosa en la Comunitat Valenciana, con tres expertos de la Universidad de Alicante como investigadores principales: Francis Mojica, microbiólogo y descubridor del sistema de reparación genética CRISPR, Jesús García, también microbiólogo; y Cesar Bordehore, biólogo y experto en modelización de sistemas dinámicos y coordinador de la Estación Científica Montgó-Dénia (ESCIMO-Dénia).

El proyecto, que se desarrolla tanto en los laboratorios del campus de la UA como en la Estación Científica Montgó en Dénia, pretende abordar una posible solución de esta enfermedad vegetal a partir de la utilización de proteínas naturales codificadas en el propio genoma de Xylella fastidiosa. “Aunque está en una fase inicial, al menos a nivel de laboratorio se han identificado moléculas activas (denominadas endolisinas) que podrían ser candidatas a una futura acción preventiva tipo vacuna (aunque realmente no lo es) o curativa similar al efecto de un antibiótico para luchar contra esta plaga que azota varios países y diferentes especies vegetales”, explica Cesar Bordehore. Esta investigación no sólo es un punto de partida para intentar atajar esta problemática con el almendro en la comarca, sino que también está afectando a otras especies (olivo, cítricos, vid, entre otros) en diferentes países del mundo, por lo que su repercusión puede ser significativa en este sector.

Los datos de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica sobre la situación de la Xylella fastidiosa en la Comunitat Valenciana, durante 2017-2019, apuntan que se localizaron 60 municipios con algún vegetal infectado y 2.764 muestras positivas. Los resultados de las prospecciones realizadas en 2020 (a fecha de 16 de noviembre) señalan 428 muestras positivas en 17 términos municipales de la Marina Alta y la Marina Baixa.

“En línea con lo que a principios de diciembre indicó el Secretario Autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, cuando anunciaba que los datos más negativos en pérdida de empleo en la Comunitat se habían dado en la Marina Alta, fruto del alto peso del sector servicios en esta comarca, y desde donde pedía un esfuerzo para promover un cambio de modelo productivo, proyectos como éste reflejan un espaldarazo a la Ciencia desde la administración autonómica y también desde el Ayuntamiento de Dénia que apoya desde su creación la Estación Científica Mongó”, señala el coordinar de la ESCIMO. 

Estación Científica Montgó-Dénia

La Estación Científica Montgó-Dénia- ESCIMO surge de un convenio entre la Universidad de Alicante, Ayuntamiento de Dénia y Parques Nacionales, con el objetivo de promover la investigación aplicada en Dénia y la Marina Alta, donde existe un entorno natural (terrestre y marino) privilegiado. Es un laboratorio dependiente de la UA, a través del Instituto Multidisciplinar para el Estudio del Medio “Ramón Margalef”, situado en las instalaciones de la antigua casa del IRYDA, propiedad de Parques Nacionales.

Esta apuesta decidida del Ayuntamiento de Dénia por la investigación en materia de medio natural y ciencia aplicada empieza dar sus frutos en diferentes campos de la ciencia (microbiología, epidemiología, contaminación marina, contaminación del agua, conservación de la biodiversidad, restauración de ecosistemas, dinámica costera, seguridad en playas, entre otros). Según Cesar Bordehore, “sin duda aportará su granito de arena al anhelado cambio de modelo productivo y a la mejora de nuestro entorno natural y nuestra calidad de vida”.  Las investigaciones que se llevan a cabo en la Estación Científica Montgó han sido publicadas en diversas revistas científicas y se han presentado en diversos congresos internacionales. Cuenta con la participación de una extensa red de científicos de diferentes disciplinas e instituciones, tanto en España como a nivel internacional.

Más información sobre Xylella fastidiosa.

Fuente: UA







RUVID - Red de Universidades
Valencianas para el fomento de la
Investigación, el Desarrollo y la Innovación

C/Serpis, 29 · 2ª planta
Edificio INTRAS
46022 · Valencia · España
Tel: +34 96 162 54 61
ruvid@ruvid.org

©RUVID, Red de Universidades Valencianas para el fomento de la Investigacción, el Desarrollo y la Innovación
​Protección de datos ​Política de cookies