Se publican los informes sobre brechas de género y economía transformadora de 2020

La Cátedra de Economía Feminista de la Universitat de València (UV) ha publicado los informes de la investigadora y profesora de Estructura Económica de la institución Carmen Castro Brechas de género en la Comunidad Valenciana y Hacia una economía transformadora y feminista. También Teletrabajo versus Conciliación, de Rosa Roig, investigadora y profesora de Ciencia Política. Estos trabajos tratan cómo afrontar la situación provocada por la pandemia COVID-19 desde la Economía Feminista y se han presentado como parte de la actividad de la Cátedra 2020.

“La economía feminista pone en valor las actividades que no producen bienes tangibles, pero que son imprescindibles para mantener la vida, las familias, en definitiva, la estructura social. La idea de que sin aquellas la vida no se sostiene debe ser el fundamento y la justificación de las políticas socioeconómicas”, destacó Ana Marrades, directora de la Cátedra de Economía Feminista y profesora de Derecho Constitucional. En este sentido, “es muy importante que el Gobierno valenciano estudie las desigualdades y diferencias existentes entre mujeres y hombres en los usos del tiempo para el trabajo reproductivo y de cuidado, así como también el valor económico que éstas tienen”.

“Con estos informes, coordinados desde el eje de trabajo sobre Economía Feminista y cambio de modelo económico, se pretende ampliar las perspectivas de análisis de la economía valenciana ante la COVID-19 e identificar algunos de los retos más significativos desde la economía feminista”, destacó Carmen Castro. La investigadora explica que el trabajo de investigación realizado “hace visible la persistencia de las brechas de género en la Comunidad Valenciana, la cronificación de la segregación ocupacional y el mayor empobrecimiento que afecta a las mujeres valencianas, a las que urge prestar atención”.

El informe Hacia una economía transformadora y feminista, en el que también ha participado Alba Catalán Piera, destaca la importancia del papel de los cuidados como código ético para repensar el modelo productivo de la Comunitat Valenciana y como derecho social básico de gran potencial transformador. Entre las conclusiones destacan “la consideración de la economía de los cuidados como política palanca para el cambio de modelo económico y la necesidad de aplicar el enfoque de sostenibilidad de la vida en las adaptaciones que requieren los sectores productivos de la economía valenciana”, explica Castro. En el informe Brechas de género en la Comunidad Valenciana, también han participado Mª Luisa Moltó Carbonell y Alba Catalán Piera.

Rosa Roig, investigadora ROCOGIS, por su parte, estudia el teletrabajo y la conciliación desde la perspectiva analítica del proceso de elaboración de políticas públicas, en concreto la fase inicial de definición del problema colectivo. A partir del análisis de los marcos normativos que regulan estas políticas y los primeros datos empíricos sobre el teletrabajo durante el estado de alarma de ROCOGIS, concluye que el teletrabajo no resuelve el reto de la conciliación entre la vida laboral, personal y familiar.

“El teletrabajo es un mecanismo para introducir una nueva modalidad laboral y, por tanto, no puede resolver este problema que afecta tanto al mercado de trabajo como a la unidad familiar, articulada en torno a la tradicional división sexual del trabajo, donde las mujeres tienen el deber social de asumir la función de madre-esposa-cuidadora de forma gratuita en la familia”, ha apuntado.

“La cuestión de la economía de cuidados es mucho más compleja, y requiere instrumentos que van más allá del trabajo no presencial y la libertad en la gestión del tiempo El sistema de economía continúa girando en torno a la idea de actividad productiva y actividad no productiva de Adam Smith, donde la economía de cuidados no tiene ningún espacio”, explicó Rosa Roig. En su opinión, “la solución pasa por la socialización de los cuidados con un papel activo responsable por parte del Estado, que implica una reforma del marco legal, un incremento de la inversión en infraestructuras del sistema de protección social y un cambio cultural”.

En la jornada de investigación y transferencia La economía feminista ante la crisis COVID-19, celebrada el viernes 11 de diciembre en el Rectorado de la Universidad de Valencia, también participaron María Dolores Real, vicerrectora de Innovación y Transferencia de la UV; Rebeca Torró, secretaria autonómica de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Consumo; y José Vicente Soler, director general de Economía Sostenible.

Así, María Dolores Real, explica que “es objetivo de la Universitat de València poner su capacidad investigadora al servicio de mejorar la Sociedad. En este caso, aportando soluciones a uno de los grandes retos de nuestro tiempo, como es crear una Sociedad más justa, feminista e inclusiva, donde mujeres y hombres caminen en igualdad”. En este sentido, la vicerrectora ha apostado porque continúe la colaboración entre la Generalitat i la Universitat a través de la Cátedra de Economía Feminista.

Por su parte, Rebeca Torró pone en valor los trabajos de género llevados a cabo en colaboración con la Cátedra de Economía Feminista de la Universitat de València para aportar la perspectiva feminista en el conjunto de las políticas económicas de la administración pública valenciana. Así, se ha valorado positivamente los informes elaborados por las temáticas tratadas: en el ámbito de los cuidados y sobre la incidencia de estas en las relaciones laborales y en la economía valenciana; en el estudio de las desigualdades sociales y económicas, y la incidencia en términos de vulnerabilidad desde la perspectiva de género. También se ha analizado la necesidad de considerar como clave y transversal la perspectiva de género en el proceso de cambio de modelo productivo, así como en el marco de la Estrategia Valenciana para la Recuperación.

El director general de Economía Sostenible, José Vicente Soler, explicó que en el proyecto de presupuestos de la Generalitat para 2021, la propuesta es incrementar en 10.000 euros (hasta llegar a los 40.000) la aportación de la Generalitat en esta cátedra. “En 2021 deberá seguir siendo referencia para la transferencia e investigación aplicada, hechos fundamentales para la propuesta de gobierno y gestión”, dijo Soler.

 

Consultar los informes en este enlace.

Fuente: UV







RUVID - Red de Universidades
Valencianas para el fomento de la
Investigación, el Desarrollo y la Innovación

C/Serpis, 29 · 2ª planta
Edificio INTRAS
46022 · Valencia · España
Tel: +34 96 162 54 61
ruvid@ruvid.org

©RUVID, Red de Universidades Valencianas para el fomento de la Investigacción, el Desarrollo y la Innovación
​Protección de datos ​Política de cookies