Las personas zurdas que se dedican a la música tienen un cerebro que puede ser privilegiado

Un estudio ha demostrado que la formación musical incrementa hasta el 39% la probabilidad de encontrar una dominancia derecha del lenguaje en personas zurdas sanas, un hecho conocido como «lateralidad atípica» y que convierte el cerebro de estas personas en excepcional. La relación entre ambas condiciones se debe a un elemento facilitador común, según los resultados obtenidos por el equipo de trabajo del Grupo de Neuropsicología y Neuroimagen Funcional de la Universitat Jaume I de Castelló (UJI).

El desarrollo filogenético del cerebro ha llevado al hecho de que algunas funciones cognitivas estén controladas desde un único hemisferio. En el caso del lenguaje, la función se ubica, generalmente, en el hemisferio izquierdo, en el área de Broca (producción del habla) y el área de Wernicke (comprensión). Sin embargo, se calcula que menos de un 1% de la población tiene una distribución atípica que localiza las funciones del lenguaje en el hemisferio derecho, y en el caso de los zurdos, un 8% las tienen situadas exclusivamente en el hemisferio derecho.

Lejos de ser un problema, se cree que esta organización supone una forma diferente de organización cerebral que potencia ciertas funciones cognitivas de carácter espacial, auditivo y musical, y que puede facilitar el desarrollo de ciertas actividades como la música, el arte o el aprendizaje de lenguas. Los estudios realizados hasta ahora se han hecho con muestras muy reducidas, puesto que esta población es difícil de encontrar. Un factor que predispone hacia esta dominancia en el hemisferio derecho del lenguaje es ser zurdo, pero solo un 8% de ellos muestran este patrón.

En este proyecto se ha puesto a prueba la hipótesis de que la formación musical sea un segundo factor que predispone a esta dominancia derecha del lenguaje. Muchos estudios muestran que los músicos tienen un mayor desarrollo de áreas auditivas y motoras del hemisferio derecho del cerebro que son homólogas en las áreas del lenguaje del hemisferio izquierdo. Considerando esta hipótesis, esta investigación ha estudiado mediante resonancia magnética funcional la dominancia del lenguaje en 49 zurdos y ambidextros «músicos» y «no músicos».

En los resultados obtenidos, solo un «no músico» de 19 (5,3%) mostró lenguaje lateralizado derecho (patrón atípico del lenguaje); mientras que en el caso de los «músicos» la cifra fue de 11 de 30 (36,7%), una diferencia estadísticamente significativa, que representa una incidencia más de siete veces mayor en los músicos que en los no músicos. Además, el análisis de lateralidad (derecha-izquierda) entre los músicos no difirió significativamente en cuanto a la edad de inicio de la formación musical o la cantidad de práctica musical. Esto implica, según el responsable del equipo investigador castellonense César Ávila, «que una mayor prevalencia entre los músicos de los patrones atípicos de procesamiento del lenguaje sugiere que hay un factor común que vincula la maestría musical y la dominancia atípica del lenguaje en su cerebro».

Se han encontrado también otros factores estructurales y funcionales que podrían actuar como facilitadores de la dominancia atípica del lenguaje y de la musicalidad, como un mayor grosor cortical en la porción derecha del giro frontal inferior (IFG) y un índice de girificación (pliegos del cerebro) más alto en la HG (área de Heschl) izquierda, que ha llevado a pensar que «la dominancia atípica del lenguaje y la musicalidad pueden compartir una base de desarrollo común en el cerebro de los zurdos y pueden surgir de características anatómicas y funcionales específicas», comenta el profesor Ávila.

Hay que destacar que el estudio se ha realizado en la Comunidad Valenciana, una autonomía con una tradición musical única y una cultura musical extendida que representa el 9,4% de la población española y que aglutina al 50% de músicos que residen en el Estado español con una media de 3,1 asociaciones federadas por ciudad, nueve veces más que la media nacional según los datos de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana de 2015.

Los datos obtenidos en esta comunidad autónoma avalan los resultados que relacionan el desarrollo del lenguaje y la musicalidad con una aptitud musical innata (además de las características cerebrales asociadas), dado que el acceso a la formación musical es amplio y se fomenta desde las primeras etapas de la educación.

El equipo de investigación trabaja ahora en un nuevo proyecto de cuatro años que estudiará varias funciones cognitivas de este cerebro excepcional. «Pensamos que los zurdos con la función del lenguaje en el hemisferio derecho son muy especiales, con una organización cerebral muy específica», comenta el profesor Ávila. El estudio está abierto a aquellas personas zurdas que desean conocer más sobre su cerebro. Pueden contactar con el personal investigador en este correo electrónico.

El equipo investigador ha estado formado por César Ávila, María Antonia Parcet, Esteban Villar, María Ángeles Palomar, Jesús Adrián, Gustau Olcina y Mireia Hernández del Grupo de Neuropsicología y Neuroimagen Funcional de la Universitat Jaume I de Castelló, y del Grupo de Cognición y Plasticidad Cerebral del Departamento de Cognición, Desarrollo y Psicología Educativa del Instituto de Neurociencias de la Universitat de Barcelona.

Referencia bibliográfica

Esteban Villar‐Rodríguez, María‐Ángeles Palomar‐García, Mireia Hernández, Jesús Adrián‐Ventura, Gustau Olcina‐Sempere, María‐Antònia Parcet, César Ávila. Left-handed musicians show a higher probability of atypical cerebral dominance for language. DOI: 10.1002/hbm.24929

Vídeo.

Fuente: UJI







RUVID - Red de Universidades
Valencianas para el fomento de la
Investigación, el Desarrollo y la Innovación

C/Serpis, 29 · 2ª planta
Edificio INTRAS
46022 · Valencia · España
Tel: +34 96 162 54 61
ruvid@ruvid.org

©RUVID, Red de Universidades Valencianas para el fomento de la Investigacción, el Desarrollo y la Innovación
​Protección de datos ​Política de cookies