La UMH lidera un proyecto para crear una metodología sensible a cantidades pequeñas de COVID-19 en aguas residuales de Elche

Comprobar si en las aguas residuales entrantes a las depuradoras de Algorós, Arenales del Sol y Carrizales de Elche se puede detectar la presencia de restos del SARS-CoV-2 (COVID-19) es uno de los objetivos de un proyecto de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, financiado por la Conselleria d’Agricultura, Desenvolupament Rural, Emergència Climàtica i Transició Ecològica con 40.000 euros. El profesor de la UMH, José Navarro Pedreño, que lidera este estudio, ha presentado el proyecto al rector de la UMH, Juan José Ruiz, y a la consellera d’Agricultura, Mireia Mollà,

La metodología analítica del proyecto se centra en testar los métodos de análisis y evaluar su sensibilidad a la presencia del virus para cuantificarlo y, posteriormente, poder relacionarlo con la presencia de afectados por COVID-19y servir de método de alerta temprana de la presencia del virus en la población. En esta investigación participan, también, la Universitat de València y la Universitat Jaume I de Castelló.

Hasta ahora, los trabajos realizados por la UMH se centraron en la calidad de las aguas sobrantes de las comarcas del sur valenciano, la Vega Baja del Segura (Baix Segura) y el Baix Vinalopó, dada la importancia social, ambiental y económica que tienen los azarbes y sus aguas, así como los posibles efectos sobre las zonas costeras. Actualmente, a raíz de la situación de pandemia, la Conselleria d’Agricultura, Desenvolupament Rural, Emergència Climàtica i Transició Ecològica ha instado a la UMH a que, además de seguir con la labor de seguimiento de las aguas de las comarcas del sur de Alicante, centraran buena parte de su trabajo en el análisis de aguas residuales de Elche.

En este sentido, investigadores de la UMH, en colaboración con el Ayuntamiento de Elche y de la empresa Aguas de Elche, están realizando análisis de las aguas residuales entrantes a las depuradoras de Algorós, Arenales del Sol y Carrizales. La finalidad es comprobar si en las aguas residuales se puede detectar la presencia de restos del SARS-CoV-2 (COVID-19), además de evaluar su calidad ambiental. De los resultados de este estudio preliminar se esperan obtener pautas que faciliten un desarrollo de las técnicas de detección y seguimiento eficaces, que permitan establecer una metodología fiable y que, en futuros proyectos, junto a los datos de epidemiología, se pueda profundizar en la detección temprana y la modelización matemática del desarrollo y de la evolución de la enfermedad.

Para abordar este estudio, además del Departamento de Agroquímica y Medio Ambiente del que forma parte el profesor Navarro Pedreño, se unen otros grupos de investigación de la UMH como son expertos en virus acuáticos del Instituto de Investigación, Desarrollo e Innovación en Biotecnología Sanitaria de Elche (IDiBE), dirigidos por el profesor Luis Pérez García-Estañ. Asimismo, en el proyecto colaboran miembros del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular, del Departamento de Medicina Clínica y del Departamento de Producción Vegetal y Microbiología, así como trabajos del Instituto Universitario de Investigación ‘Centro de Investigación Operativa’ (CIO) de la UMH sobre el tratamiento de los datos.

Los investigadores de la Universidad han recogido muestras semanalmente desde mayo, a las que se le han realizado los análisis básicos y sobre las que se están realizando determinaciones para detectar y cuantificar la posible presencia de SARS-CoV-2 en las aguas residuales. El caso de Elche es especialmente significativo, ya que, para la mayor parte de la población, cerca de 200.000 habitantes, todas sus aguas grises y brutas confluyen en un solo destino, la depuradora de Algorós, y en mucha menor medida en las de Arenales del Sol y Carrizales.

El proyecto de rastreo de las aguas residuales no es el único incluido en el convenio entre la UMH y la Conselleria, que da continuidad a la línea de trabajo iniciada en 2016 para medir la calidad de las aguas de la Comunitat Valenciana. Concretamente, se centra en las aguas sobrantes de la Vega Baja y el Bajo Vinalopó, dada la importancia social, ambiental y económica de los azarbes y sus aguas y los posibles efectos sobre las zonas costeras. La Conselleria, también, financia con 10.000 euros un proyecto de la UMH sobre la calidad de las aguas de las redes de drenaje agrícola del sur de la Comunidad Valenciana.

Fuente: UMH







RUVID - Red de Universidades
Valencianas para el fomento de la
Investigación, el Desarrollo y la Innovación

C/Serpis, 29 · 2ª planta
Edificio INTRAS
46022 · Valencia · España
Tel: +34 96 162 54 61
ruvid@ruvid.org

©RUVID, Red de Universidades Valencianas para el fomento de la Investigacción, el Desarrollo y la Innovación
​Protección de datos ​Política de cookies