VA | EN

La capacitación o el empoderamiento de la mujer son aspectos cruciales para el emprendimiento femenino

Las mujeres son un motor de crecimiento económico y sostenible; y la igualdad de género y la sostenibilidad se pueden conseguir mediante el empoderamiento de las mujeres a través de una adecuada capacitación y el desarrollo de competencias específicas. Esta es una de las conclusiones de la tesis de la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH), Emprendimiento femenino: capacitación, empoderamiento y sostenibilidad. La importancia de las competencias específicas en el proceso emprendedor, defendida por la doctoranda Cristina Mora Rodríguez, del Área Organización de Empresas, y dirigida por los profesores de la UMH José María Gómez Gras y Antonio Verdú Jover.

El empoderamiento de la mujer se muestra como una herramienta eficiente para alcanzar los ODS marcados por la Agenda 2030. El emprendimiento es un aspecto clave para el progreso y el bienestar económico de cualquier país y, a nivel mundial, las mujeres han entrado a formar parte del ecosistema emprendedor a gran velocidad, equiparando incluso las cifras con las de los hombres en materia de creación de empresas en muchos países. Sin embargo, según la doctoranda de la UMH, las mujeres continúan enfrentándose a estereotipos de género y discriminación que les impiden el acceso a los recursos esenciales para poder formar parte de un ecosistema empresarial inclusivo y sostenible. Elementos como la financiación, las tecnologías, las redes profesionales, las infraestructuras, la formación o la mentoría, entre otras, son los principales obstáculos.

La actual concienciación por los retos globales a nivel social y medioambiental, ha propiciado que el mundo académico haya redefinido el concepto emprendimiento, situando al mismo nivel los aspectos económicos, sociales y medioambientales. Numerosas investigaciones concluyen que las mujeres son más sensibles hacia los demás y al cuidado del medio ambiente, aspectos que influyen en el objetivo de sus empresas, por lo que se encuentran más motivadas por la sostenibilidad que los hombres. Esta investigación trata de aportar soluciones a los problemas a los que las mujeres se enfrentan actualmente, bajo un prisma institucional y poniendo el foco en tres aspectos clave: la capacitación adquirida a través de los programas de apoyo al emprendimiento; las competencias específicas, digitales y emocionales y el empoderamiento femenino. El procedimiento se ha llevado a cabo mediante una metodología mixta a través del empleo de diferentes técnicas cualitativas y cuantitativas, como la entrevista a una muestra de 6 emprendedoras digitales, la técnica de grupo nominal a una muestra de tres grupos de expertas en género, emprendedoras y profesionales de apoyo al emprendimiento y, por último, un cuestionario a 390 mujeres emprendedoras, aplicando posteriormente el método de ecuaciones estructurales. Además de un análisis bibliográfico inicial para ofrecer una imagen completa y actualizada de los estudios realizados hasta la fecha que relacionaran las variables objeto de estudio.

Se pretende comprobar los efectos que una adecuada capacitación y el desarrollo de competencias especificas tiene en la reducción de los prejuicios de género, en el éxito empresarial y en la sostenibilidad. Los resultados no presentan indicios de una relación directa positiva y significativa entre los actuales programas de apoyo al emprendimiento y sus acciones con el empoderamiento femenino, mientras que si estos programas son mediados por las dimensiones del empoderamiento el efecto sería beneficioso. De igual modo, se establece una relación directa, relevante, positiva y significativa entre el empoderamiento de la mujer y el éxito empresarial, así como con la sostenibilidad empresarial. El estudio corrobora, también, que las competencias específicas, emocionales y digitales son dimensiones clave solucionadoras de las limitaciones por las cuales las mujeres no emprenden.

Las conclusiones muestran también que hay un aumento del interés de la temática centrada en la investigación, concentrándose en los últimos 6 años el 76% de las publicaciones relacionadas.  La identificación de las competencias empresariales especificas son esenciales para el éxito y el crecimiento de las empresas creadas por mujeres. La capacidad de regular sus emociones, aumentar su conciencia y confianza en sí mismas, para mantenerse optimistas ante las dificultades, obstáculos y frustraciones que se presentan al inicio de su proyecto empresarial.

Adquirir las habilidades de negociación es crucial para el éxito empresarial e influir positivamente en la autoeficacia, la percepción del trabajo femenino, el liderazgo empoderador y el empoderamiento psicológico, de su proyecto emprendedor. Asimismo, acudir a programas apropiados de capacitación, tutoría y mentorización, así como un aprendizaje continuo ayudaría al desarrollo de las habilidades, capacidades y conocimientos de las mujeres. Aunque las emprendedoras digitales se enfrentan a los mismos obstáculos que en el modelo tradicional, el emprendimiento digital puede ayudar a romper techos de cristal, aumentando la flexibilidad, la conciliación y la socialización. Además, las mujeres españolas pueden crear nuevas empresas que contribuyan al desarrollo sostenible, ya que tienen en cuenta la triple cuenta de resultados, los valores sociales, los valores ambientales y los económicos.

El estudio se vincula al fomento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 4, 5 y 8, marcados por la Agenda 2030.

Fuente: UMH