VA | EN

Desarrollan un pintalabios antimicrobiano que impide la propagación de virus, bacterias y hongos

Investigadores del Laboratorio de Bioingeniería y Biomateriales de la Universidad Católica de Valencia (UCV) han creado un pintalabios antimicrobiano que protege frente a virus, bacterias y hongos. De este modo, quien utilice este producto evitará infectarse y propagar infecciones a otras personas, de la misma manera que podrá compartirlo con familiares o amigos con total seguridad.  

Este nuevo desarrollo del grupo de investigación liderado por el profesor Ángel Serrano ha sido elaborado con extracto de arándano en una base de crema para lápiz labial que contiene manteca de karité, vitamina E, provitamina B5, aceite de babasú y de aguacate.   

Además, este pintalabios de color rojo intenso es rápido en la desactivación completa de virus, tanto con envoltura como sin envoltura; necesita tan solo un minuto de contacto para lograrlo. o. Las bacterias resistentes a múltiples fármacos, micobacterias modelo de la tuberculosis y hongos se inactivaron durante las cinco horas posteriores a estar en contacto con el pintalabios.  

La investigación de la UCV ha sido publicada en la prestigiosa revista científica internacional ACS Applied Materials & Interfaces, editada por la Sociedad Estadounidense de Química​ (ACS, por sus siglas en inglés).  

El equipo de científicos que ha creado este nuevo producto de belleza antimicrobiano, liderado por el responsable del Laboratorio de Bioingeniería y Biomateriales de la UCV, Ángel Serrano, está compuesto también por Alberto Tuñón y Alba Cano.  

Este estudio ha sido financiado por la Agencia Estatal de Investigación del Ministerio de Ciencia e Innovación y por la Fundación Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir.  

Responsable de tecnologías sanitarias “revolucionarias”  

El grupo de investigadores liderado por Serrano es el responsable, por ejemplo, de haber desarrollado los primeros filtros capaces de inactivar el SARS-CoV-2 y otros virus con envoltura como la gripe en menos de un minuto, tecnología sanitaria revolucionaria que permitió la creación de las mascarillas FFPCOVID MASK, fabricadas y distribuidas por la empresa valenciana Visormed. Esta tecnología supuso “un paso adelante” en la protección frente a la pandemia, dado que las mascarillas convencionales “no tienen capacidad antimicrobiana, y sólo impiden que el virus llegue a las vías respiratorias”, según recuerda el propio Serrano.  

Las FFPCOVID MASK no sólo sirven para combatir la transmisión de la COVID-19, o de un virus como la gripe, también son útiles como protección frente a las bacterias multirresistentes, que no pueden ser destruidas con antibióticos y constituyen un gran riesgo para la salud mundial en el presente y el futuro. Tras las FFP2, llegaron las mascarillas quirúrgicas para adultos y niños, menos costosas, capaces también de inactivar al instante el SARS-COV-2 y bacterias resistentes a antibióticos como la Staphylococcus aureus y Staphylococcus epidermidis, resistentes a la meticilina.  

Nuevos materiales biodegradables antimicrobianos  

Además, Serrano ha patentado nuevos materiales biodegradables con capacidad antimicrobiana para diversas aplicaciones biomédicas como la ingeniería tisular para regenerar hueso y otro tipo de tejidos. Otro de sus grandes descubrimientos incluye la demostración de la capacidad antibacteriana y antiviral de las nanofibras de carbono en estado puro e incorporadas en otros materiales de gran interés industrial como son el alginato y el poli (3-hidroxibutirato-co-3-hidroxivalerato), comúnmente conocido como PHBV, que son materiales no tóxicos, biodegradables, biocompatibles y renovables.  

Fuente: UCV