Daniel Ramón ingresa en la Real Academia de Ingeniería por sus méritos en el campo de las ciencias biológicas y de la genética molecular

RUVID PCUV Daniel Ramon ingresa en la RAIEl vicepresidente de I+D en Nutrición y Salud de Archer Daniels Midland (ADM), Daniel Ramon, ha ingresado en la Real Academia de Ingeniería como académico de número “por sus méritos dentro del campo de las ciencias biológicas y de la genética molecular”. Así lo decidió la institución científica en la sesión plenaria del pasado 23 de abril de 2019 a propuesta de los académicos Avelino Corma, Elías Fereres y Enrique Cerdán.

En el acto de ingreso, celebrado el 21 de enero de 2020, el profesor Daniel Ramon sostuvo que formar parte de este claustro de profesionales supondrá “una gran oportunidad para seguir aprendiendo y formándome con las enseñanzas que a buen seguro voy a recibir de todos ustedes. Espero con mi trabajo poder contribuir al avance de esta institución.”

En su discurso, titulado Reflexiones en torno a las bacterias, la alimentación y la salud, Daniel Ramón ha explicado cómo ha dedicado su vida profesional a los microorganismos. Al principio, en la Universitat de València, “investigué con especies fúngicas que tenían interés para la industria farmacéutica por ser productoras de antibióticos; pocos años más tarde, tras mi ingreso en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con bacterias, levaduras hongos relevantes en la producción de alimentos. Y hoy sigo trabajando en ello, pero en una industria privada agroalimentaria como es Archer Daniels Midland, empresa matriz de Biopolis“, compañía instalada en el Parc Científic de la Universitat de València (PCUV), “intentando desarrollar organismos que mejoren la salud de los consumidores”.

Tras repasar los avances conseguidos en el campo de la microbiología, Daniel Ramón ha apostado por la nutrición de precisión, “muy probablemente el paradigma nutricional con el que convivan nuestros hijos y nuestros nietos. Pero para ello será necesario el trabajo en común entre científicos especialistas en ecologia, microbiologia y nutrición e ingenieros expertos en el manejo de big data y en el desarrollo de aplicaciones bioinformáticas. De esa forma, se cerrará el círculo; la genómica, una disciplina científica que nació gracias al esfuerzo de aquellos ingenieros que desarrollaron las primeras plataformas de secuenciación masiva, llegará a la alimentación de la mano de esta nueva nutrición que requerirá de la ingeniera para manejar e interpretar los datos ómicos con el objeto de desarrollar nuevos alimentos e ingredientes funcionales sustentados en la investigación científica”.

En la última parte de su discurso, el biotecnólogo ha querido homenajear a cada uno de sus maestros y compañeros en su periplo por la Universitat de València, el CSIC y ADM Biopolis, “todas las personas sin las que no estaría aquí”. Especialmente, ha subrayado diversos aprendizajes de su primer maestro, el catedrático Federico Uruburu, quien le dio la oportunidad de trabajar en el laboratorio de microbiología del Departamento de Microbiología de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universitat de València: “Como él me dijo, todo esto no tiene sentido si no eres capaz de transferirlo para que lo amplifiquen”. HA subrayado asimismo su gratitud a sus padres, a sus dos hijos y especialmente a su mujer.

El académico Enrique Cerdá ha sido el responsable de contestar al nuevo miembro. Lo ha asemejado con el profesor Ramón y Cajal, catedrático de la Universitat de València y quien también estudiase la microbiota. Y ha valorado su capacidad comunicativa y divulgativa, “como puede apreciarse en la obra Los genes que comemos. La manipulación genética de los alimentos y en las novelas de ficción-conciencia Maná y El síndrome de Herodes, esta última reconocida con el Segundo Premio de Novela de la Policía Nacional”.

Cerdá ha explicado que el pasado mes de mayo Daniel Ramón fue reconocido con el Nutrachampion, “premio que la industria nutracéutica entrega anualmente a una de las personalidades más influyentes en el sector”. Y ha remarcado el trabajo diario que realiza el investigador en Biopolis, compañía especialista en probióticos y alimentos funcionales, y en Lifesequencing, empresa de secuenciación masiva.

“En los últimos 13 meses contamos con tres académicos de número, que son Nuria Oliver, Francisco Herrera y ahora Daniel Ramón. ¿Es una moda? Como biólogo he de decir que el manejo de grandes datos es un problema de la biología desde que aparecieron las primeras células hace más de mil millones de años. La generación de algoritmos para interpretar esos datos es lo que nos permite hoy tomar decisiones”, ha apuntado el profesor Enrique Cerdá, quien ha concluido: “Serás ahora el representante de la industria alimentaria en la academia, sector que ocupa a más 400.000 personas en España”.

Una trayectoria investigadora y emprendedora

Daniel Ramón es uno de los miembros fundadores de ADM Biopolis, una empresa biotecnológica nacida en el año 2003 como spin-off del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) e instalada en el Parc Científic de la Universitat de València desde el año 2008. Su objetivo principal era transferir ciencia de calidad a la industria agroalimentaria, química y farmacéutica. Hace tres años el 90% de la compañía fue adquirido por la multinacional americana Archer Daniels Midland, uno de los mayores procesadores agrícolas y proveedores de ingredientes alimentarios del mundo.

ADM-Biopolis mantiene un convenio de colaboración científica con el Instituto de Biología Integrativa de Sistemas (I2SysBio), centro mixto de la Universitat de València y el CSIC, para el desarrollo de proyectos de investigación estratégicos de interés común en el ámbito de la biología sintética y de sistemas. Como miembro de este instituto ubicado en el PCUV, Daniel Ramón participa en el Grupo de investigación Ingeniería Metabólica de Sistemas.

Los resultados tecnológicos de Daniel Ramón están protegidos por más de cuarenta patentes nacionales e internacionales, la mayoría de ellas transferidas y en uso. Su carrera investigadora ha sido reconocida con el Premio de la Sociedad Española de Microbiología, el Premio a la Trayectoria Científica del Instituto Danone, el Premio Europeo de Divulgación Científica, el Premio Nacional de Investigación Juan de la Cierva el Premio Internacional Hipócrates y la Medalla al Fomento de la Invención de la Fundación García Cabrerizo.

Ver el discurso de ingreso Reflexiones en torno a las bacterias, la alimentación y la salud.

Fuente: PCUV







RUVID - Red de Universidades
Valencianas para el fomento de la
Investigación, el Desarrollo y la Innovación

C/Serpis, 29 · 2ª planta
Edificio INTRAS
46022 · Valencia · España
Tel: +34 96 162 54 61
ruvid@ruvid.org

©RUVID, Red de Universidades Valencianas para el fomento de la Investigacción, el Desarrollo y la Innovación
​Protección de datos ​Política de cookies