El ámbar no registra todo el pasado forestal, sólo el de los organismos de su entorno

Un equipo de investigadores e investigadoras han demostrado que el ámbar no registra el verdadero pasado sobre la biodiversidad de todo un bosque. Comparado con otros modos de preservación fósil, la resina preserva la anatomía y las interacciones ecológicas entre los antiguos organismos de cuerpo blando con una fidelidad excepcional, pero no muestra con precisión la composición de las paleocomunidades de bosques de artrópodos, debido a sesgos cruciales en los procesos de fosilización (tafonómicos).

El trabajo de campo se ha realizado con artrópodos (principalmente insectos y arañas) que viven alrededor del árbol de angiospermas resinosas Hymenaea verrucosa Gaertn, situado en un bosque de las costas de Madagascar. La comparación directa ha permitido al equipo investigador evaluar el papel de los procesos tafonómicos específicos y determinar si las resinas contienen un registro preciso de la comunidad de artrópodos del bosque o muestrean preferentemente microambientes, comportamientos ecológicos o categorías taxonómicas particulares.

Los resultados del estudio realizado conjuntamente por un equipo formado por dos investigadoras y seis investigadores de centros de investigación y universidades de Alemania, España y Estados Unidos demuestran que los registros en resina son más similares a las trampas adhesivas amarillas situadas sobre las plantas productoras que a las trampas de caída o de intercepción del vuelo situadas alrededor, proporcionando una representación precisa de la fauna de artrópodos que viven en el árbol resinífero o cerca de él, pero no de todas las comunidades de artrópodos del bosque, lo que indica que el hábitat y el comportamiento de los organismos son factores que influyen en la posibilidad de verse atrapados en resina.

Entre la fauna con baja representación en la resina se encuentran las polillas y las mariposas. La explicación estaría, según los investigadores, en que son pocas las mariposas que descansan en la corteza de los árboles y puedan quedar atrapadas por la resina, pero si así fuera, muy probablemente serían comidas por las hormigas antes de ser completamente englobadas en resina. Sin embargo, algunos grupos de insectos están sobrerrepresentados, como los piojos de los libros (psocópteros), que son mucho más comunes en las muestras de resina que en cualquiera de las trampas, tal vez debido a su mayor actividad en la corteza de los árboles, aunque este aspecto no ha sido estudiado detenidamente.

Las muestras de organismos atrapados en resina difieren ligeramente de los organismos atrapados con trampas adhesivas, tal vez porque los compuestos químicos en las resinas atraen o repelen grupos específicos de insectos. En concreto, el compuesto cariofileno, que se encuentra en la resina de este árbol, actúa en diferentes árboles como una defensa contra herbívoros, incluidas algunas hormigas, termitas y varios órdenes de insectos. Los artrópodos terrestres o voladores que usan el tronco para alimentarse o reproducirse están bien representados dentro de la resina, lo que implica que las inclusiones fósiles en ámbar pueden revelar información fundamental sobre la biología y ecología del pasado.

Estudiar la fidelidad de la captura en resina tiene implicaciones para la robustez de las interpretaciones paleoecológicas realizadas a partir del registro fósil de diversos ámbares en todo el mundo. Los hallazgos de este estudio proporcionan un marco para interpretar las comunidades fósiles de antiguos depósitos de ámbar producido por angiospermas y permiten realizar reconstrucciones paleoecológicas más precisas que puedan explicar algunos aspectos peculiares o inesperados de la vida en el pasado.

Se recolectó resina con restos de organismos conservados en su interior de 12 troncos diferentes de árboles de Hymenaea verrucosa Gaertn y de la hojarasca que se encuentra de un bosque cerca del Canal des Pangalanes, en la comunidad de Ambahy (Nosy Varika, región de Mananjary), en la costa este de Madagascar. Las trampas adhesivas eran amarillas, inodoras y con una superficie pegajosa libre de insecticidas y se mantuvieron en campo durante ocho días.

Referencia bibliográfica

Mónica M. Solórzano Kraemera, Xavier Delclòsb, Matthew E. Claphamc, Antonio Arillod, David Perise, Peter Jägera, Frauke Stebnerf, Enrique Peñalverg . Do fossil resins accurately record forest arthropod paleocommunities? PNAS May 7, 2018. 201802138; published ahead of print May 7, 2018.

aSenckenberg Research Institute, Frankfurt am Main, Germany. bDept. Dinàmica de la Terra i de l’Oceà, Facultat de Ciències de la Terra, and Institut de Recerca de la Biodiversitat (IRBio), Universitat de Barcelona. cDept. of Earth and Planetary Sciences, University of California –Santa Cruz, USA. dDpto. de Zoología y Antropología Física, Facultad de Biología, Universidad Complutense de Madrid. eDept. de Ciències Agràries i del Medi Natural, Universitat Jaume I de Castellón. fDepartment of Entomology, State Museum of Natural History Stuttgart, Germany. gMuseo Geominero, Instituto Geológico y Minero de España, Valencia.

Fuente: UJI







RUVID - Red de Universidades
Valencianas para el fomento de la
Investigación, el Desarrollo y la Innovación

C/Serpis, 29 · 2ª planta
Edificio INTRAS
46022 · Valencia · España
Tel: +34 96 162 54 61
ruvid@ruvid.org

©RUVID, Red de Universidades Valencianas para el fomento de la Investigacción, el Desarrollo y la Innovación
​Protección de datos ​Política de cookies