home home
La actividad
empresarial en I+D+i puede beneficiarse
de importantes deducciones fiscales
que conviene conocer.

Una vez determinada la cuota entegra a pagar por el impuesto de sociedades, las empresas pueden deducirse directamente un porcentaje del coste de sus actividades de I+D+i realizadas durante el ejercicio fiscal.

Este porcentaje es variable en función de que las actividades realizadas puedan considerarse de I+D o de Innovación Tecnológica, según las definiciones que establece la Ley del Impuesto de Sociedades.


TIPOLOGÍA DE PROYECTOS Y DEDUCCIONES

Tipos de informe

Explicación

Efecto

Porcentaje

Proyecto exante Es un proyecto futuro, que no se ha ejecutado todavía Al no haber habido gastos, no da derecho a deducción, pero orienta sobre las posibilidades de deducción una vez se ejecute el proyecto más adelante 0%
Proyecto de contenido y primera ejecución Primera anualidad de ejecución de un proyecto Deducción sobre el coste del proyecto 25% si es I+D.
12 % si es innovación.
Proyecto de contenido y primera ejecución con personal investigador en exclusiva Primera anualidad de ejecución de un proyecto Deducción sobre el coste del proyecto 25% si es I+D, con 17% adicional para el coste del personal que hace I+D en exclusiva.
12 % si es innovación.
Proyecto de muestrario Fases de diseño y prototipo de muestrarios de textil, calzado, juguete, madera y mueble y marroquinería, así como proyectos piloto y demostración de animación y videojuegos Deducción sobre el coste del proyecto 12%
Certificación de personal de I+D+i en exclusiva Certifica que existen personas en la empresa cuya única dedicación a tiempo completo es la I+D o la innovación Bonificación de las cuotas a la Seguridad Social de las personas certificadas 40%

DEDUCCIÓN ADICIONAL

Sobre los porcentajes de deducción anteriores, y en los casos de deducción por I+D (excluidas las actividades de innovación), es posible incrementar el porcentaje un 17% adicional para la parte de coste del proyecto que supere la media de los dos ejercicios anteriores.

Así, para los proyectos de I+D que utilicen la deducción fiscal por primera vez, el porcentaje de deducción es del 42%

Y a la parte del coste que corresponde a personal investigador en exclusiva se le sumará un 17% adicional, lo que significa un 59%


OTRAS VENTAJAS
Estas deducciones fiscales son compatibles con la obtención de subvenciones por proyectos de I+D+i.


Para eliminar dudas e interpretaciones por parte de la Administración Tributaria, se recomienda a las empresas solicitar un Informe Motivado, que emite el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, el cuál determinará si las actividades realizadas son de “I+D” o de “innovación”.

Este Informe Motivado se traslada a la Agencia Tributaria y resulta vinculante para la empresa, pudiendo aplicarse las deducciones que le correspondan con total seguridad jurídica.


QUÉ PROCEDIMIENTO HAY QUE SEGUIR

Para solicitar al MINECO la emisión del Informe Motivado se tiene que aportar un certificado de calificación de actividades emitido por una empresa acreditada por ENAC, por ejemplo en la Comunitat Valenciana, el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE).

Se puede acudir, por tanto, al Instituto de Competitividad Empresarial para que elabore un certificado, que recoge su opinión sobre el proyecto, y sobre el que se fundamentará el Informe Motivado del MINECO

Conviene saber también que el Instituto de Competitividad Empresarial subvenciona actualmente a las empresas el coste del primer certificado de calificación de actividades.